Booking.com
Despegar.com
Tripadvisor.com.ar

Está de sobra comprobado, que pacientes de distintas afecciones:

reumáticas, post-operatorios, traumatismos y hasta soriasis, han disminuido hasta casi eliminar los medicamentos que ingerían o se aplicaban, sólo con hacer tratamientos en aguas termales. En Argentina es todavía muy escasa la determinación específica de uso de las aguas termales.

No existe demasiada documentación que sustente la aplicación de las \"termas\" para el tratamiento de enfermedades.

Hay un gran número de personas que utilizan terapias hidrotermales con más fe y curiosidad que valoración científica, pero aún así obtienen los resultados que esperaban, o que les habían \"contado\".

Todo esto, observado desde el punto de vista de un médico y pasado por un \"filtro\" que separe lo importante de lo superfluo, o lo real de lo fantasioso, empezó a dar pautas, hoy absolutamente documentadas: que algo tangible producían las aguas termales. El doctor Néstor Hugo Ficosecco, uno de los argentinos estudiosos del tema, redactó una lista de los beneficios que producen los tratamientos termales:

En la mayoría de los casos, las aguas termales no se contradicen con las terapias habituales.

  • Casi no poseen efectos indeseables.
  • Permiten que se reduzca - y en algunos casos se eliminen - los medicamentos que se ingieren.
  • Actúa en enfermedades crónicas, donde es muy difícil encontrar alivio por otros medios.
  • No cura totalmente, pero sí detiene procesos dolorosos crónicos.
  • Permite su uso para estética y prevención de enfermedades comunes.
  • Estimula la circulación periférica. · Provocan relajación muscular
  • Facilitan la actividad cardio-respiratoria.
  • Producen notable sensación de bienestar.

Las aguas termales no son una panacea para todas las dolencias, pero pueden ser un excelente paliativo para la mayoría de ellas, porque:

  • Estimulan las defensas del organismo
  • Depuran la sangre, eliminando toxinas por sudoración y diuresis.
  • Reactivan el metabolismo
  • Reeducan el sistema termorregulador
  • Provocan una dilatación en la red vascular, con el correspondiente flujo sanguíneo, tornando al organismo, resistente al frío.
  • Tienen efectos revitalizadores sobre células y tejidos.
  • Se obtienen resultados analgésicos y antiespasmódicos.
  • Son sedantes del sistema nervioso.

SE BENEFICIAN LAS PERSONAS QUE PADECEN:

Reumatismos crónicos inflamatorios, una vez pasada la fase aguda.

Reumatismos crónicos degenerativos (artrosis)

Reumatismos para-articulares (ciáticas, otros)

Reumatismos metabólicos (gota, otros)

Secuelas de traumatismos, recuperaciones

Afecciones crónicas del aparato respiratorio

Afecciones de la piel (eczemas, dermatosis)

Soriasis (blanqueamiento)

Neutralizan la acidez estomacal, facilitan la secreción de jugos gástricos, mejoran la digestión , dispepsias en general.

TERMAS