Booking.com
Despegar.com
Tripadvisor.com.ar

En AGUAS CLORURADAS

Las principales indicaciones de la utilización de estas aguas está en la recuperación de intervenciones quirúrgicas sobre el aparato locomotor, lesiones traumáticas, afecciones reumáticas crónicas, procesos crónicos de las vías respiratorias y aparato genital femenino, además de estados de debilidad orgánica.

Las inhalaciones y pulverizaciones son favorables en procesos crónicos del aparato respiratorio y zonas asequibles del aparato digestivo. Las irrigaciones son aconsejables en procesos entero hepáticos y ginecológicos crónicos.

Las inmersiones lo son en patologías reumáticas, post-traumáticas y post-quirúrgicas, por la facilitación de movimientos.

Contraindicaciones:

Las aguas cloruradas tienen las contraindicaciones propias de todas las aguas termales. Por su mineralización específica no deben administrarse por vía oral, en:

· Gastritis hipersecretoras

· Procesos ulcerosos del aparato digestivo

· Enteritis

· Colitis

· Cardiopatías

· Afecciones renales en las que resulte conveniente restringir la ingestión de sodio.

Procedimientos de administración:

Inmersión en piscinas o bañeras:

Las temperaturas más frecuentes en el tratamiento de procesos reumáticos, rehabilitaciones post-operatorias, etc., es de 36o a 39o C. - El tiempo de aplicación dependerá de la tolerancia de cada paciente.

Por término medio debe iniciarse con períodos de 10 minutos y subir progresivamente de acuerdo a la respuesta obtenida, hasta llegar a 30 minutos.

Las aplicaciones serán diarias y es más favorable realizarlas por la mañana.

Los tratamientos de enfermedades reumáticas alcanzan su pleno rendimiento en alrededor de 20

días, y las recuperaciones post-traumáticas, en no menos de 15 días.

Vía oral - y otras -

Las aguas cloruradas mixtas y especialmente bicarbonatadas, se destacan por sus efectos metabólicos y estimulantes de las funciones digestivas y hepatobiliares, cuando se administran por vía oral, pero aplicada en baños, duchas, inhalaciones e irrigaciones, se comportan como antiinflamatorias y estimulantes de la función celular y cicatrización, además de ligeramente antisépticas.

Las tomas deben hacerse por la mañana en ayunas, y en algunos casos, aproximadamente una hora antes de las comidas.

La dosificación debe ajustarse a la tolerancia individual, por término medio 100 a 200 ml. por toma, pudiéndose repetir dos o tres veces, por las mañana en ayunas, separadas unas de otras por un período de 15 minutos

En AGUAS BICARBONATADAS

Este tipo de aguas, cuando es bebida en ayunas - en pequeñas y repetidas dosis - son neutralizantes de la acidez gástrica, pero en dosis mayores y acompañando las comidas, o inmediatamente después de ellas, posibilitan la secreción y evacuación.

En el intestino, su condición alcalina ayuda en la acción de los fermentos pancreáticos y el poder saponificante de la bilis. La ingestión de estas aguas mejora la intolerancia a los hidratos de carbono y facilita la acción insulínica, admitiéndose un efecto movilizador del ácido úrico, favorecedor de su eliminación por la orina.

Se ha notado también una suave acción sedante sobre la excitabilidad neuromuscular, así como efectos aminorantes de la permeabilidad vascular y de respuestas inflamatorias. Las aguas bicarbonatadas, encuentran sus principales indicaciones en las enfermedades del aparato digestivo, alteraciones hepáticas, trastornos metabólicos y afecciones de las vías urinarias.

Son destacables los efectos de estas aguas en los procesos digestivos que cursan con hiperclorhidria, e hipermotilidad, estados dispépticos, etc.

En general están indicadas para las afecciones duodeno-pancreáticas, y los procesos hepáticos y entero-hepáticos. Es también favorable su acción en los enfermos diabéticos y algunos tipos de obesidad.

Habitualmente son bien toleradas, aunque los pacientes muy sensibles pueden acusar manifestaciones en forma de pérdida de apetito, cefaleas, irritabilidad, dolores musculares, etc. Estos efectos desaparecen al disminuir o suspender el tratamiento.

Contraindicaciones:

Las aguas "Bicarbonatadas-Sódicas" están contraindicadas en los enfermos hipertensos graves y en todos aquellos que padezcan insuficiencia renal.

Si las aguas bicarbonatadas contienen un significativo contenido de calcio, no deberían administrarse a enfermos con colitis atónica, estreñimiento pertinaz y calculosis fosfática

Procedimientos de administración:

La principal forma de administración de estas aguas en ingesta, pudiéndose considerar meramente coadyuvantes las aplicaciones externas (baños, duchas) o las internas (inhalaciones e irrigaciones). Las dosis deben ajustarse a los procesos a tratar y a las respuestas individuales.

Por término medio sería un total de entre 1.000 y 1.500 ml. diarios, distribuidos en dosis fraccionadas de entre 100 y 200 ml. ; en ayunas y en varias tomas. Esto es en cuanto interesen los efectos antiácidos.

Por otra parte, cuando se pretendan acciones estimulantes de la secreción gástrica, se administrarán las dosis junto con las comidas o inmediatamente después de ellas.

Las aplicaciones locales (externas o internas) no ofrecen peculiaridades destacables.

NOTA: Las aguas de TERMAS DE REYES SON BICARBONATADAS SÓDICAS.

TERMAS